Chef

Portici hotel bologna

Agostino Iacobucci

Agostino nació hace 31 años en Castellammare di Stabia, provincia de Nápoles. Su pasión por la gastronomía y los productos de calidad le llevan a recorrer con éxito todas las etapas de esta profesión, con papeles de creciente responsabilidad dentro de la brigada de cocina, hasta la conquista en 2010 de la prestigiosa Estrella Michelin en el restaurante La Cantinella de Nápoles, del que ha sido primer chef de octubre de 2009 a marzo de 2012. La confirmación de su talento no tarda mucho en llegar incluso a Bolonia, con la estrella Michelin otorgada al Restaurante “I Portici”.

Su capacidad de fundir el respeto por la tradición con la búsqueda de nueva creatividad le impulsan a valorizar los productos de excelencia, del pescado a los quesos, del aceite de oliva virgen extra a las primicias de la huerta, dando vida así a una cocina que obtiene cada vez más elogios por parte de la clientela, sin olvidar los apreciados reconocimientos de las más importantes guías gastronómicas italianas e internacionales y de las numerosas publicaciones de sector.  

La pasión por este oficio y el amor por la buena mesa se remontan a cuando, de niño, transcurría los domingos con la familia en el restaurante de su tía, cerca de Castellammare.  

Es allí que Agostino comienza a imaginar y a construir su futuro, que lo llevará de la Taverna Diciotto de Vico Equense a La Cantinella de Nápoles, hasta el restaurante i Portici de Bolonia.

En la capital emiliana, el chef no pretende de ninguna manera dejar de lado los elementos más sobresalientes de la cocina mediterránea, por el contrario, tiene intención de seleccionar y elegir sus mejores expresiones culinarias y armonizarlas, con rigor y sapiencia, al gran patrimonio de la tradición emiliana, y proponerlas a la exigente, pero abierta, clientela de I Portici.

Siguiendo la estela de las más recientes tendencias gastronómicas, que prevén contaminaciones equilibradas de combinaciones y sabores, junto con los hitos de la mejor clasicidad petroniana, en I Portici se pueden saborear nuevos platos de gran empeño y sugestión sensorial, que exaltan el arte del chef, y también disfrutar de la esmerada selección de excelsas materias primas, sobre todo pescados, crustáceos y verduras de temporada.